Tratamiento de los
trastornos de la personalidad

Para nosotros, es una tarea fundamental llevar a cabo un buen diagnóstico y conocer los rasgos de la personalidad del paciente. Esto nos ayudará a comprender cómo la persona percibe la realidad, cómo se relaciona con su entorno, consigo mismo y cómo se comporta a nivel social y personal. Los transtornos de la personalidad son patrones permanentes de experiencias internas y de comportamiento que se desvían de las expectativas de la cultura del sujeto. Además, son estables en el tiempo y conllevan malestar para la persona.

Dichos trastornos, vienen descritos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), y están divididos en tres grupos según las similitudes de sus características.

Si la forma que tiene el individuo de relacionarse es desadaptativa, causa un deterioro
funcional o produce un malestar significativo afectando a diferentes áreas de su vida, será
fundamental llevar a cabo una intervención con él.